Buscar
  • Antonio González

La gran apuesta

Alguna vez te has preguntado ¿qué pasó en 2008 en los mercados internacionales?

Hay una película que retrata perfecto la situación que se vivió: The big Short. Evidentemente el guión de la película está basada en el libro del mismo nombre, escrito por Michael Lewis. No te voy a arruinar la historia contándote los detalles , mejor te recomiendo que la veas; en español está traducida como "La gran Apuesta".

Lo importante que te quiero compartir, basándome en esta película y en el libro "unshakeable" de Tony Robbins, es la perspectiva que debes tener al enfrentar una situación de compra-venta en tu vida. Te explico:

Cuando compramos algo, lo que quieras, llámalo producto, servicio, activo o bien, compramos buscando satisfacer una necesidad, un deseo o una promesa: lo que deberíamos hacer en este proceso de compra, es analizar las opciones que tenemos, compararlas y elegir la que mas nos convenga. Eso en esencia haría una persona racional, pero aquí es donde entra el truco del conocimiento; Al consumir queremos satisfacer la necesidad, pero no tenemos el tiempo, recurso o capacidad para entender todo el proceso previo que requiere tomar la decisión de compra.

En pocas palabras, compramos sin enterarnos de que realmente estamos comprando: Nos vamos con el canto de las sirenas sin cuestionar el precio, la calidad y si realmente lo necesitamos, si sirve, o si podemos pagarlo. Aquí es donde toma relevancia saber como funciona las bolsas de valores, los fondos de inversión, los instrumentos financieros, hipotecas, seguros, créditos. ¿Estás de acuerdo que deberías saber todas las implicaciones que tiene cualquier producto que te prometa la idea de estar protegido o que tu dinero se va a multiplicar?. ¡Yo digo que si!, pero la verdad es que nadie lo hace. Los esquemas piramidales existen porque las personas no investigan la esencia de sus compras, solo se quedan con la promesa, con los deseos de ser millonarios.

Y esta forma de consumir nos está acabando muy lentamente, desde el hecho de comer carne y los litros de agua que se requieren para procesarla, hasta vivir nuestros últimos años de vida con enfermedades crónicas y degenerativas. Estamos en una burbuja que nos hemos creado, donde un buen intento por romperla y sacudirnos ha sido la pandemia de covid-19, pero lamentablemente no se rompió. Seguimos abyectos en nuestro mundo de consumo, sin darnos cuenta del impacto que causamos con todas nuestras decisiones. Compramos promesas de una mejor vida sin saber realmente si afectamos otras tantas, buscamos la cura de nuestros males con la misma persona que se beneficia por ofrecernos sus opciones de venta: Si tu vas con un barbero a preguntarle si necesitas un corte de cabello, ¿Qué crees que te diga?

Y en esencia ese es el aprendizaje atrás de esta película de 2015 que relata la historia de 2007-2008. Ahora en 2020 la historia se repite al grado de que nos hemos acostumbrado a contar muertos diarios a nivel nacional e internacional pero seguimos esperanzados que en 2021 la situación sea distinta: Que una vacuna resuelva todo el problema.

Ojalá cambiemos nuestra perspectiva sobre la vida, sobre el dinero, sobre nuestro consumo. Es necesario cuestionarnos que estamos haciendo bien con nuestra vida y como estamos beneficiando o afectando la vida de los demás. Te invito a que veas la película o leas el libro.

Nos leemos en la próxima.

Abrazo.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo